Mi nombre es Ezequiel Wieja, soy originalmente de Argentina, desde el 2002 resido en la ciudad de Houston, Texas. Estoy casado desde el 2005 con mi amada esposa Lissette quien es de El Salvador y tenemos tres preciosos niños.

Dios me llamo a temprana edad al ministerio a travez de el versículo 37 de Ezequiel donde habla del valle de los huesos secos. Dios puso un fuerte llamado en mi vida a despertar al pueblo de Dios a travez de la predicación del evangelio de Jesucristo y la manifestación del Espíritu Santo.

 

Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.  –  Hechos 1:8

 

Dios a puesto una carga en mi vida no solo por su iglesia pero especialmente por aquellos que no conocen de Jesucristo. Es mi convicción que todo lo que Dios hace en nuestras vidas tiene no solo el proposito de bendecirnos sino tambien de capacitarnos para llevar el mensaje de Jesucristo a todas las naciones.

 

Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado. Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.  –  Marcos 16:15/18

 

Mi deseo y mi oración es que Dios visite su vida y le sorprenda con su gran amor y misericordia. Con amor en Cristo, Ezequiel Wieja.